Correr 246 km

por Leo Bugge
(ultramaratonista argentino)

Organizar una carrera así planteó un montón de dificultades, que con el paso de los meses y reuniones de por medio pudimos darle forma definitiva a esto que dimos en llamar Ultra Desafío 246 km., homenaje al Spartathlon Griego.

No pudimos darle formato competitivo ya que la logística que implicaría esta empresa esta “aun” fuera de nuestro alcance.

Muy pocos ultramaratonistas se atreven a correr esta distancia, así lo demuestra la lista de participantes, gente de mucha experiencia. También tuvimos que poner filtros exigiendo marcas mínimas, ya que la distancia y el esfuerzo que requiere la prueba así lo exigía. Muchos se entusiasmaron pero pocos se atrevieron, hoy estamos a unos días de comenzar la prueba. Muchos miran y alientan con entusiasmo, otros quizá no. Lo importante es que lo haremos.

Nuestro objetivo es llegar antes de las 36 horas. Para eso planteamos una estrategia de paradas cortas de entre 4 a 5 km, y una parada cada 25 a 32 km a cubrir en unas 4 horas (incluido un descanso de 20 minutos). Trataremos de mantener este sistema durante las primeras 24 horas, y luego los kilómetros que falten para completar el Desafío los correremos con lo que nos quede de energía. Para lograr el objetivo, a partir de Zárate, nos esperan corredores amigos que nos acompañarán durante la segunda noche, la más difícil.

Muchos se preguntan por qué largamos a las 00 horas de un sábado. Pues tiene lógica nuestra decisión: pasaremos la primera noche corriendo, estas primeras horas seguramente sin problemas por caminos internos, y durante las horas de día correremos por una colectora muy cambiante, con caminos de pasto o tierra y a veces asfaltado. Circularemos por banquina en algunas zonas de puentes, llegando a Lima comienza la colectora de asfalto que nos acompaña hasta General Paz solo con unas pocas interrupciones. La segunda noche estaremos llegando a la ciudad Zárate y a partir de allí son 90 km al Obelisco, al cual llegaremos a media mañana del domingo, cuando la ciudad es poco transitada y por eso más tranquilo correr.

¿Cómo correr para llegar? ¿Entrenamiento…? ¡¡NO!! Ya hicimos todo lo necesario para estar en la línea de largada, nada que agregar. La mejor forma es tener un plan mental, el mejor consejo que les doy es que seccionen la carrera en partes del día, no fijarse en los kilómetros, tener un compañero siempre cerca o a la vista para que el ánimo no decaiga. Mi estrategia para estos 246 km será:
1) Pasar la primer noche. Eso no es problema, estamos frescos, el cuerpo lógicamente baja su ritmo en esas horas, pero la mejor estrategia es correr esperando ver el amanecer.
2) Durante el día correr esperando el atardecer, pensar que en esa hora baja el sol y trotar es mas agradable.
3) Llegar a Zárate, tomar la cena y arrancar pensando en llegar al amanecer, y que ese pensamiento se vuelva obsesivo porque sabiendo que si llego al amanecer ya nada podrá detenerme hasta llegar al Obelisco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s